martes, 28 de octubre de 2014

Investigando en el invernadero: las setas de paca.


Comenzamos un curso más, en el IES Jiménez de Quesada (Santa Fe) al amparo de la asignatura Proyecto Integrado de 1º de Bachillerato, las practicas "Investigando en el invernadero". Agradezco a Juan Antonio, el profe, la confianza que deposita en nosotros.

Estas actividades pretenden que los participantes se familiaricen con el pensamiento lógico, el método científico y con el protocolo necesario para desarrollar y comunicar un proceso experimental.

Comenzamos con el cultivo de setas de paca (Pleurotus ostreatus)

Hipótesis y Objetivo básico.

Sabemos que este hongo, Pleurotus ostreatus o seta de paca, crece sobre celulosa en descomposición. Presuponemos que la paja puede ser un sustrato adecuado y que si la cocemos será más fácilmente asimilable por el hongo y se evitará la competencia con otros saprófitos. Además hemos leído que la fécula de patata favorece su crecimiento. Nuestra hipótesis de partida es que la producción de setas será mayor en aquellos tratamientos que tengan paja cocida y fécula de patata. Además presuponemos que cuanta mayor cantidad de hifa como inóculo inicial mayor será la productividad.

Nuestro objetivo en la experiencia será comprobar esta hipótesis, es decir, determinar la influencia del tipo de substrato en la producción de setas del hongo Pleurotus ostreatus.

El grupo de chicos y chicas han iniciado la actividad bastante motivados, al menos esa es mi impresión, lo cual agradezco infinitamente.


Enrédate


Ciempiés inicia una nueva aventura. Este curso escolar comenzamos a gestionar el programa Enrédate de la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento de Granada.

Estas actividades gratuitas están destinadas a los jóvenes del municipio y pretenden fomentar un uso inteligente del tiempo de ocio que combine diversión, formación y vida saludable. Además, cada una de las actividades se convierte en un espacio para la socialización, para el disfrute de experiencias compartidas.

La oferta es muy amplia y atractiva y se desarrolla de lunes a domingo.

Hoy fue la rueda de prensa en la que Óscar destacó la diversidad de actividades así como la calidad de los profesionales que las imparten.

Pincha aquí. 

jueves, 23 de octubre de 2014

La acequia real y la vereda de los franceses.


Ruta: Laderas del Cerro del Sol.
Dificultad: Media 
Distancia: 16 Km
Tiempo: 4,5 horas
Caminantes: 65

Partimos de Plaza Nueva.  Subimos al  Cerro de la Sabika por el Bosque de la Alhambra. Una vez arriba nos dirigimos hacia la Silla del Moro y aprovechamos para contemplar esta construcción de vigilancia y protección para el Generalife y las huertas en un sector tan importante para la distribución del agua de la Acequia Real a toda la Alhambra.


Dejamos atrás el monumento y bajamos hasta encontrarnos con las sendas que recorren la umbría del Cerro del Sol adentrándose hacia Valparaiso, el Valle del Darro. Tomamos la senda del medio, la vereda baja de la Acequia Real para caminar hacia el sol saliente. A media ladera contemplamos de oeste a este el Albaicín, el Sacromonte, la Abadía y las cumbres nevadas de la sierra. 


La Acequia Real, también llamada de la Alhambra, del Rey, de Alcotán o del Sol, canalizaba el agua procedente del río Darro desde la Presa Real, situada en el paraje de Jesús del Valle. Tiene un trazado de unos seis kilómetros hasta llegar a las huertas del Palacio del Generalife y a la Alhambra.

Llama nuestra atención una planta mediterránea muy abundante en estas laderas, la cornicabra (Pistacia terebinthus). La agalla producida por la picadura de un insecto en forma de cuerno es la responsable de su nombre. Su mayor aprovechamiento ha sido la trementina obtenida sangrando la corteza.

Tomamos una senda que asciende hasta la vereda alta; la tomamos hacia la derecha. Cuando de nuevo contemplamos la Abadía del Sacromonte, tomamos otra senda ascendente que nos llevará hasta el Aljibe de la Lluvia.  Allí  descansamos al sol y reponemos fuerzas. El Aljibe de la Lluvia (situado en la cota 930) era una de las muchas de las obras de ingeniería hidráulica que llevaban agua a los palacetes nazaríes. Recogía las aguas de escorrentía procedentes de la lluvia por una apertura en el techo.

Tomamos una vereda descendente hasta toparnos con el final del camino primitivo, donde cogemos un camino a la izquierda que nos conducirá a la Vereda de los Franceses. Esta vereda transcurre entre jaras, tomillos y espartos y tiene unas bonitas panorámicas del Genil y Sierra Nevada. 


Pasamos dos pequeños puentes de piedra, antiguos acueductos de las barranqueras del Olivar. Llegamos al Valle del Oro, donde nos encontramos con cuevas, perforaciones, lavaderos, puentes y antiguas edificaciones de una explotación minera francesa destinada a la extracción de oro.

Después de que romanos y musulmanes explotaran estas tierras en busca del metal precioso, en 1875 un adinerado industrial francés, Jean Baptiste Michel Adolphe Goupil, compró la concesión de la zona. La extracción de oro en el Cerro del Sol duraría hasta 1877.

Bajamos hasta Lancha de Cenes pasando por su iglesia dedicada a la Virgen de Fátima. Desde allí nos dirigimos al Genil tomando una bonita vereda que corre a la vera de la Acequia Gorda. Regresamos a Granada por el entrañable camino de la Bicha.

Con la receta de hoy aprovechamos los últimos pimientos rojos de temporada: pimientos asados con melva.
En una bandeja de horno con un chorrito de aceite, colocamos los pimientos rojos enteros. Cuando están asados los sacamos del horno y los metemos en una bolsa de plástico donde terminarán de hacerse en su caldo. Se pelan y se cortan en tirillas. Se tuestan unos piñones y se ponen sobre los pimientos junto con unas lonchitas de melva.

Estación de reciclaje VerdeVelez


Esta mañana de octubre, más primaveral que otoñal, hemos disfrutado de la visita de Amparo y de sus chicos y chicas del módulo de Salud Ambiental del CES Ramón y Cajal.

Después de contextualizar la visita con una charla muy participada, recorrimos la planta desde la báscula de pesaje hasta el afino, pasando por los fosos, triajes, eras de compostaje y el vertedero controlado.


Se agradece mucho que los participantes en la actividad tengan una actitud participativa, alegre e interesada, que ni el olor ni las moscas pelín pesadas procedentes de la belleza de lo pocho disminuyan un ápice su positividad. Una visita continuamente acompañada por preguntas y sonrisas facilita mucho el quehacer. 

Muchas gracias. 

miércoles, 22 de octubre de 2014

El agujero

El vídeo que mostramos a continuación es parte de una acción formativa relacionada con una actividad denominada Isla Verde en el aula. Uno de los elementos de este recurso educativo es un cuento que se narra con calcetines.

Aquí justificamos el cuento y lo realizamos esquemáticamente. A partir de este momento cada monitor debe interiorizarlo, hacerlo suyo, y adaptarlo a el contexto en el que lo tenga que narrar. La interacción con el público infantil le da vida y la teatralización con los personajes la calidez que precisa. 




viernes, 17 de octubre de 2014

Una seta con mucha historia

Esta seta, con más de 15 años bajo su sombrerillo, se empeña en aparecer todos los otoños en las clases, los gimnasios o los recibidores de los coles. La seta se mueve, baila y esconde muchas sorpresas.

El duende Champiñón, el rapaz Pañocha y la bruja Hongo van narrando los acontecimientos del otoño de un modo dinámico y divertido. Los más pequeños se dejan hipnotizar con sus historias y aprenden el devenir de esta mágica estación del año. 

En esta ocasión surgió en el cole Francisco Ayala de los Ogijares acompañada de olores, brisas, colores y sabores otoñales. 


miércoles, 15 de octubre de 2014

A Santa Fe por el Camino del Tercio.


Ruta: El Camino del Tercio
Dificultad: Media 
Distancia: 10 Km
Tiempo: 3,5 horas
Caminantes: 60



Antes de echar a caminar, el Delegado Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales  D. Higinio Almagro Castro, se acercó al Centro Buenos Aires a saludarnos. Destacó la importancia de iniciativas como este grupo de senderismo que fomenta la salud y la convivencia; ensalzo el dinamismo de las mujeres y hombres que componen el grupo, ejemplo para todos de como hacerse mayores sin perder el paso. Y se comprometió con esta actividad de modo que haría lo que estuviese en sus manos para potenciarla.

Agradeciendo su puntualidad, su presencia y sus palabras, dejamos el centro y nos pusimos a caminar hacia la Vega, que es lo nuestro. 

Esta ruta nos conduce hasta Santa Fe siguiendo primero las aguas del Genil en su perezoso transcurrir por la Vega y tomando luego el Camino del Tercio.

Tomamos el corredor verde que parte desde la ciudad siguiendo la ribera del río Genil. A medida que caminamos por esta cómoda vereda iremos viendo como el río Monachil, el Beiro y finalmente el Dilar le regalan sus aguas al Genil. 

Seguimos caminando hasta llegar la Puente de los Vados donde forma parte del paisaje la alta chimenea de la Azucarera “La Purísima Concepción”. Parece querer competir con los chopos en el afán compartido de alcanzar las nubes. 

Tomamos, junto a la azucarera, el Camino del Tercio que nos va conduciendo por distintos cortijos: El Cortijo de la cruz Blanca o del Cuartillo, el del Marqués con una veleta engalanada con un guarrino  y el Cortijo Los Prados. Cuando nos estamos acercando a Snata Fe tomamos un desvío a la izquierda que nos conduce hasta el Cementerio.



Llegamos a esta villa y nos dirigimos hacia la Ermita de los Gallegos. Se llama así por ser construida en 1498 por los gallegos que participaron en la Toma de Granada. En el camerín rococó de esta ermita se encuentra el Cristo de la Salud, un cristo muy acorde con la actividad que estamos desarrollando.  

Y hoy la receta nos traslada a Grecia: la musaka.

Primero hacemos un rico tomate frito. Escaldamos los tomates, los cortamos y dejamos escurrir un poco y los freímos con aceite de oliva.  También preparamos una bechamel. En la sartén ponemos como una nuez de mantequilla y cuando está derretida añadimos un par de cucharadas de harina. Se le va dando vueltas al tiempo que añadimos leche. Intentamos que no salgan grumos. Y al final su sal, su pizca de pimienta y la imprescindible nuez moscada. 


Y ahora al avío con la musaka, Se pocha mucha cebolla picadita, pimiento rojo, zanahoria en láminas y mucha berenjena cortada a tacos pequeños. A parte se pasa un poco de carne picada de ternera por aceite de oliva a la que hemos añadido unos ajitos. La salpimentamos y le añadimos tomillo, romero y un poco de orégano. La carne la mezclamos con el tomate frito casero. 

En un molde untado con mantequilla vamos alternando capas de verdura otras de carne. Al final echamos encima la bechamel. Lo metemos en el horno unos 12 minutos a 170ºC. Añadimos un poco de queso rallado y lo gratinamos.