domingo, 7 de febrero de 2016

Cuentos para el Carnaval

En Ciempiés siempre encontramos un cuento o lo adaptamos para cada ocasión.

Esta foto os muestra un instante de la actividad El Dragón Arco Iris en su modalidad carnavalera. Los niños y niñas de 4 años del CEIP Ramón y Cajal de Ogíjares, acompañan la ambientación con sus disfraces.

miércoles, 3 de febrero de 2016

Senderistas en la Edad del Bronce.

De nuevo iniciamos la ruta desde Puente Verde, desde donde "los neveros" forjaron la senda que lleva su nombre a golpe de sudor, alpargatas y herraduras. Acompasando sus pasos a los andares de los mulos llegaban hasta las altas cumbres de Sierra Nevada.

La vereda se llama de "los neveros" porque antiguamente (desde el siglo XVI hasta 1930 en el que las fábricas de hielo hicieron su aparición en Granada) había jornaleros que se encargaban, con mulas, de subir hasta los 2300 metros de altitud, las posiciones de nieve o neveros, y coger nieve para hacer helados, refrescos o para conservas.

Caminamos por el popular camino de la bicha, pero no podemos pasar junto a la fuente que le da nombre debido a un desprendimiento causado por los temblores de hace unos días. Haciendo un giro en nuestro camino llegamos al primer reto de la jornada; ante nosotros arranca una cuesta muy pendiente. Con no poco esfuerzo llegamos hasta el Camino de los Neveros. Hacemos una foto antes y otra después de la subida que nos demuestra que estamos hechos unos robles; más guapos y con mejor color de cara aquí arriba.

Caminamos siempre pegados a las barranqueras que miran al Genil pasando por el Barranco de la Zorra y del Contadero (se llamaba así por que los caminos se estrechaban y se aprovechaba para contar las cabezas de ganado). Pasamos junto a suelos labrados con viñas retorcidas e intemporales. Seguimos por la Cañada Real de la Cuerda.

Dejamos a la derecha la Cañada Real de la Cuesta de las Cabras y tras alguna subida y bajada iniciamos la Cuesta del Desmayo. Pero todos caminan sin desmayo. A unos 700 metros y tras tomar la fruta, tomamos un desvío a la derecha que nos conducirá hasta una era de trillar situada en una encrucijada. El camino blanquea con las flores de los almendros, heraldos de la primavera.

Por el camino recogemos tomillo para hacer infusiones para combatir la irritación de garganta. Es mano de santo con un poco de jengibre, limón y miel. Y ya que mentamos a los santos hoy es San Blas, el patrono de los laringólogos.

Tomamos la vereda de la derecha que nos lleva hasta el Cerro de la Encina, en el Barranco de los Olivos. Allí encontramos un yacimiento arqueológico argárico (1300 a C.) situado en el municipio de Monachil. Es la colonia argárica más occidental de Andalucía, protegida por una muralla y sus correspondientes bastiones. Se han encontrado numerosas sepulturas con ricos ajuares funerarios. Y junto al letrero de "no pasar" nos hacemos una foto...

Seguimos bajando hasta llegar a un nuevo cruce de caminos. Tomamos el de la izquierda que nos conduce hasta la acequia de la Estrella o del Albaricoque. La seguimos a contracorriente por una vereda preciosa protegida por grandes álamos y mimbreras.

Llegamos así, a buen paso para no perdernos una cerveza o un vino con una buena tapa, a la plaza del pueblo de Monachil.

Y la receta de hoy: pasta con setas al curri.
Freímos unos ajos y añadimos taquitos de jamón y setas en tirillas. Cuando las setas están hechas, espolvoreamos sal, pimienta y una pizca de curri. Incorporamos un brick de nata light. Por último cocemos los macarrones y, tras escurrirlos, le añadimos las setas y un par de cucharadas de queso rayado. 


Mucho ruido y muchas nueces

En la segunda sesión del curso formativo a profesores y profesoras del IES Luis Bueno Crespo, tratamos dos bloques teóricos: el ruido y la energía.

Fueron tres horas muy divertidas en las que se desarrollaron los contenidos en un ambiente muy agradable. Hubo tiempo para jugar y ver proyecciones tan adecuadas a los temas tratados como "Quiero dormir".



Finalmente se plantearon una serie de ideas que sirviesen para establecer las estrategias curriculares para desarrollar el plan de acción del proyecto Ecoescuelas de este centro.

lunes, 1 de febrero de 2016

¿Alguien les han contado que ganan?

Hoy comienza la semana de la ciencia que desarrollamos en el IES Luis Bueno Crespo. Distintos temas ambientales van siendo tratados con los chicos y chicas de los cursos de secundaria. El agua, el ruido, las basuras, el ingenio, la óptica del cine, la alimentación saludable y la adaptación son algunos de los aspectos abordados en las distintas intervenciones.

Una dificultad de estas actividades puntuales es precisamente esa, el ser puntual y que nadie lo remedie. Es importante que los profesores integren estos recursos en el currículo ya sea de un modo transversal o en alguna de las áreas de conocimiento. De este modo los chicos y chicas responden con mayor interés y aprovechan mejor los conocimientos que se ofrece.

Pero de repente los meten en el sum y no saben ni que les van a contar; solo están seguros de que ¡pierden tal o cual asignatura! ¿Pero alguien les ha contado que ganan? Su sonrisilla muestra que tienen la percepción de que es un paréntesis para relaxin cafe con leche in plaza mayor. La circunstancia de que el saber estar no es una virtud generalizada, complica la situación.

Pero ante las dificultades hay que crecerse y cambiar de tercio. En estas ocasiones es mejor detenerse y hablar de otras cosas: narices de payaso que permitimos que nos pongan y luego no podemos renunciar a ellas, respeto a los demás, oportunidades perdidas... Ante todo somos educadores.

Enredados entre pedales

En el programa para jóvenes Enredate, siguen dando pedales. Con Pablo a cabeza de pelotón, marcharon a Beas de Granada, pasando por el Llano de la Perdiz, Cortijo de Belén, llegando a Beas y saliendo por Quentar y Dudar; cuarenta kilómetros para disfrutar de paisajes increíbles.

También realizaron una ruta a petición popular a los molinos de viento de El Padul; requiere un poco de resistencia ya que tiene sesenta kilómetros. Una maravillosa mañana de sábado y una compañía excepcional.

viernes, 29 de enero de 2016

La Paz siempre viene a cuento

Entorno al día de la Paz solemos contar el Flautista Maravilloso, un cuento musical compuesto por Jose Merino.

Esta actividad está destinada al fomento de la lectura y a la educación por la paz, aspectos de nuestra formación que son el haz y el envés de la misma hoja. Ponemos el acento en la cooperación como herramienta básica para la convivencia y la resolución de los conflictos.

Además abordamos aspectos de la creación literaria como la modificación de los cuentos a través del tiempo, la coeducación a través de los papeles representados por personajes masculinos y femeninos, las moralejas y la posibilidad de inventar otros finales.

En esta historia hay un flautista que encanta a los pájaros, a reyes y princesas, e incluye un mensaje de paz y concordia, algo que por desgracia, siempre viene a cuento.

Darwin y Franklin

En Cultura Científica esta vez hemos hablado sobre los ecosistemas y las palabras que determinan su equilibrio inestable que le conduce a un continuo cambio.

Tras definir este invento para poder organizar el estudio de nuestro entorno natural, sacamos el "Cuaderno sobre la transmutación de las especies" del escritorio de Darwin, y charlamos sobre la diversidad, la adaptación y la evolución. Nos ayudamos con múltiples recursos, como una buena colección de cráneos y mariposas de papel blancas, negras y toda la gama de grises.

Y finalizamos la sesión con la imagen de la dama ausente y de la doble hélice: Rosalind Franklin (1920-1958). Por que tenemos como objetivo visualizar a las científicas a las que el machismo y la falta de escrúpulos las borró de la historia de los avances científicos.

Rosalind es la científica con cuyos datos Watson y Crick, tras robárselos, formularon en 1953 el modelo de doble hélice que describe la estructura del ADN, uno de los hitos de la Biología del siglo XX. ¿Por qué son ellos los únicos "famosos"?

Y aprovechando la foto con el grifo en primer plano, haremos una metáfora: un comunicador, un cuentista, es un grifo deseoso de que los destinatarios de sus palabras las beban como agua fresca que no alivie su sed de curiosidad; mas bien que les provoque la necesidad de beber más agua de otros grifos por ellos elegidos.